Entre hombres

Estar entre hombres significa conocerse, significa confianza y permite una relajación especial.

Cada hombre se conoce a sí mismo, sabe qué le proporciona más placer y cómo experimentarlo. No hace falta hablar de etiquetas o preferencias, conocernos entre nuestro propio género es algo innato con lo que hemos crecido y nos hemos desarrollado.

Por eso el masaje de hombre a hombre permite abandonarse con la confianza de que el masajista conoce nuestra anatomía; es como si alguien manejara un vehículo sabiendo dónde están los mandos y cómo accionarlos.

Paco ha realizado masajes a muchos hombres que anteriormente han recibido masajes de manos de chicas. Estos clientes le han expresado su sorpresa por la destreza en su toque y por el gran placer que les ha transmitido. También, y esto es muy importante, por el respeto viril que han sentido en cada momento.

Estando entre hombres nada nos parece raro o artificioso. Paco hace hincapié en que lo masculino nos es confiado a todos los hombres y en que las etiquetas no sirven más que para describir a otras personas. Cuando hablamos de nosotros mismos, estas etiquetas sobran.

Lo importante es el placer, lo esencial es vivir.

El masaje es un mundo de sensaciones. A menudo los clientes de Paco cierran los ojos, dejándose transportar a un mundo interior que estaba por descubrir.

Como hombre, Paco tiene las manos grandes, una fuerza mayor en los brazos, el pecho y las piernas robustas, lo que hace de su cuerpo a cuerpo una experiencia viril, masculina y noble.

Ante todo, el respeto mutuo en aras de la sensualidad, del erotismo y de un placer incomparable.

Si hay algo que nos mueve a todos los hombres es el placer, y proporcionarlo es la vocación profesional de Paco.

Visita la web y el blog de Paco:

www.masajebcn.com


o escríbele directamente a pacotantra@gmail.com

Un abrazo, de hombre a hombre
Paco